junio 21, 2024

Hoy una entrega más de nutrientes caseros para nuestras plantas, un poco de todas esas cosas que general e inconscientemente descartamos, cuando deberíamos utilizarlos en nuestro favor. Veamos que podemos utilizar.

Calcio… a puro huevo

El calcio es un mineral ácido extremadamente importante para nuestros suelos y si bien suele ser muy extraña su carencia, es factible que suceda.
La forma indicada para obtenerlo es reservar cascaras de huevo, digamos unas 5 o 6, las ponemos en el horno a fuego medio durante 1 hora, de esta manera nos quitaremos cualquier agente patógeno de encima. Después se machaca hasta que quede un polvo fino y agregamos una cucharadita de te por litro de agua de riego.

Alga Nori (Porphyra umbilicalis) + ceniza de madera

Las algas marinas contienen más de 60 tipos de minerales y gran cantidad de fitohormonas, funcionando como un excelente agregado en todas las fases de la planta. Además aporta nitrógeno, potasio, microelementos, oligoelementos, vitaminas, aminoácidos  y se la junta con ceniza de madera para agregar el fósforo que no posee.
Tomaremos 3 planchas de algas nori (si de las de sushi) y las rompemos dentro de un botella de 2 litros de agua declorada, agregamos 5 cucharadas de cenizas de madera y dejamos la botella tapada en un lugar oscuro durante 7 días y trataremos de batir la botella cada 2 días. Transcurrida la semana las algas se habrán depositado en el fondo y veremos que el liquido que está por encima se torna marrón. Con este líquido marrón regaremos nuestras plantas y lo bueno es que podremos rellenar la botella con agua hasta tonto al batirla deje de tomar un color marrón. La diferencia en las plantas es impresionante.

Disolución de agua y miel


La glucosa es producida en las hojas durante la fotosíntesis, pero un aporte extra producirá cogollos mas grandes, densos y dulces. Además la miel es un bactericida ideal. Es muy simple de preparar, 5 cucharadas soperas de miel (la que es tipo blanca y densa) en una botella de 2 litros, la batimos y listo, podemos regar.

NOTA IMPORTANTE: Siempre que utilicemos fertilizantes, orgánicos o no es necesario que midamos el pH de lo que le vamos a dar a nuestras plantas, esto es simple y nos va a evitar que ya sea un producto mal hecho o una receta mal realizada nos queme un cultivo. (gracias Matias Cardoselli)

Salute y paz
~Ener1

Cultivando y enseñando luchamos contra el narcotráfico.

Si te gustaron y sirvieron los consejos dale click a alguna de las publicidades! Gracias

Loading